United Nations Bienvenidos a las Naciones Unidas
Language:

Luis Barrionuevo

 

¿Cuál es tu trayectoria profesional?

Profesionalmente, siempre me he movido entre el mundo del derecho y los idiomas. Me licencié en derecho en la Universidad de Granada y me incorporé al Colegio de Abogados de Almería en 1995. A partir de ese año empecé a trabajar también como traductor, después de ser nombrado intérprete jurado de francés e inglés por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. En 2000, puse rumbo a Luxemburgo para trabajar en la Unión Europea, tras obtener una plaza de jurista-lingüista en el Tribunal Europeo de Justicia. Me encontraba allí cuando me propusieron dar el salto a las Naciones Unidas, en cuyo Servicio de Traducción al Español trabajo desde 2002.

¿Por qué trabajas en la ONU?

Me interesa lo que pasa a mi alrededor, no solo en mi entorno inmediato sino más allá, en el mundo en general. Por ello, las Naciones Unidas son el lugar de trabajo perfecto para mí. Es enriquecedor relacionarte a diario con compañeros que vienen de todos los puntos del globo. Y esa riqueza y diversidad se reflejan también en nuestro trabajo: los textos que traducimos describen y difunden la labor que la ONU realiza en multitud de países y en los ámbitos más variados, desde la solución de conflictos y el mantenimiento de la paz hasta la lucha contra la pobreza y la enfermedad, pasando por la defensa de los derechos humanos, la ayuda a los refugiados o la protección del medio ambiente. Me enorgullece ser parte de la familia onusiana.

¿Cómo te preparaste para el examen?

Cuando se convocó el examen, ya tenía experiencia como traductor, por lo que más que dedicarme a hacer ejercicios de traducción traté de leer, en español, francés e inglés, todo el material que pude conseguir sobre la ONU y sus actividades. Esa sería mi principal recomendación, leer, leer y leer, en la computadora, la tableta o en papel, pero no dejar de mostrar interés y curiosidad por la actualidad internacional y el mundo que nos rodea.

¿Qué es lo más difícil de tu trabajo? ¿Qué es lo que más te motiva? ¿Podrías mencionar algún logro personal?

Nuestro trabajo contribuye a facilitar la comunicación y el entendimiento entre pueblos y culturas muy diversos. Solo por eso ya merece la pena. Pero es que además te permite observar la actualidad mundial desde una posición privilegiada. En mi caso, suelo ocuparme de la traducción de textos jurídicos, campo que plantea dificultades especiales, no solo por las complejidades lingüísticas, terminológicas y estilísticas de ese tipo de documentos, sino por la variedad de instituciones y sistemas jurídicos con que trabajamos en las Naciones Unidas, para cuya traducción no siempre hay equivalencias exactas. Además de esos documentos, traduzco otros de temática más general (política, económica, social, etc.), que también presentan retos interesantes. Con independencia del tema, lo cierto es que cuando traduces un documento de la ONU, ya sea un mensaje del Secretario General sobre el cambio climático, una convención internacional para el control de armamentos o una declaración política sobre el desarrollo sostenible, sientes que de algún modo estás siendo testigo de la historia. Es una sensación emocionante con la que me gusta reencontrarme cada día.